¿Cómo cuidar el planeta? - 10 Formas de cuidar la Tierra

¿Cómo cuidar el planeta? - 10 Formas de cuidar la Tierra

¿Cómo cuidar el planeta? - 10 Formas de cuidar la Tierra

¿Cómo cuidar el planeta? - 10 Formas de cuidar la Tierra
como cuidar el planeta
Cuidar el planeta es tarea de todos los humanos habitantes de este mundo, cada uno de nosotros tiene el deber de realizar pequeñas acciones en nuestras rutinas diarias que contribuyan a salvar la Tierra. Nuestras vidas y las vidas de las demás especies están entrelazadas con la naturaleza, por lo que, si lo vemos desde esa perspectiva, si le hacemos daño a la naturaleza, no los estaremos haciendo a nosotros mismos.

10 Formas de Cuidar el Planeta

En el siguiente artículo te mostramos una serie de consejos y recomendaciones, para que contribuyas a cuidar la Tierra desde casa. 

1. Reduce el consumo de energía eléctrica

Has que tu hogar sea más eficiente en el uso de la energía eléctrica. Ahorrar energía además de ser positivo para el medio ambiente, te permitirá ahorrar dinero.

Apaga las luces cuando salgas de una habitación y no las dejes encendidas si no hay nadie en ella. También considera usar bombillas ahorradoras o bombillas led, estas aunque sean un poco costosas, suelen durar más tiempo y consumir menos energía que las bombillas convencionales.

Al momento de lavar tu ropa, usa el tendedero para secarla, en lugar de la secadora. Con esta acción además de ahorrar energía estarás alargando la vida de tu ropa.

Algunos artefactos eléctricos continúan consumiendo energía aunque estén apagados. Desconéctalos cuando no estén en uso.

Se escrupuloso cuando uses el aire acondicionado o la calefacción, no necesitas el frio polar antártico o el intenso calor del Sahara en tu casa. Configura la temperatura de tu hogar a un nivel razonable; si subes o bajas 1 grado a la temperatura que normalmente usas, podrías ahorrar  entre 10% y 15%  en consumo de energía eléctrica.

2. Recicla y reutiliza

En la basura que normalmente desechas pueden ir cosas que podrían ser útiles si las reciclas o las reutilizas; si comienzas a reciclar tu basura podría reducirse el impacto negativo al medio ambiente.

Recicla los envases de plástico. Por ejemplo al cortarlos por la mitad y usarlos como maceta para tus plantas. Si en tu comunidad existen programas de reciclaje contacta con la organización encargada para deshacerte del plástico que no necesitas.

Recicla los periódicos y libros viejos. Podrían contener información útil, aunque estén viejos. Si has acumulado demasiados periódicos deshazte de ellos llevándolos a una organización encargada de reciclarlos. También considera consumir información de la versión web de tu periódico favorito en vez de comprarlo en físico.

Los artefactos electrónicos obsoletos y dañados como las computadoras, teléfonos móviles y televisores, también pueden reciclarse. Evita tirarlos en cualquier lugar, ya que los componentes de estos, como las baterías, desprenderán sustancias toxicas que contaminaran el suelo. Contacta con una organización para reciclarlos.


3. Ahorra el agua

La vida no podría sostenerse sin el agua y aunque nuestro planeta posee enormes cantidades de agua, la triste realidad es que el porcentaje de agua potable es ínfima y se reduce aún más cada día.

Evita desperdiciar el agua innecesariamente. Por ejemplo, cuando estés cepillándote los dientes, cierra el grifo en el trascurso en que lo estés haciendo y luego lo abres para enjuagarte.

Repara los grifos y tuberías con fugas. Un grifo goteando puede parecer inofensivo, sin embargo, el desperdicio de agua puede contarse por litros si se mide en el tiempo, es por eso que debes reparar o cambiar cualquier grifo que tengas dañado.

Toma una ducha de 3 minutos. Ya sea si vives solo o con otros miembros de tu familia, tomar una ducha corta de solo 3 minutos permitiría ahorrar varios litros de agua al día.

4. Usa medios de transportes alternativos

Para contribuir a cuidar el medio ambiente proponte usar el transporte público durante una semana cada mes, en vez de usar tu auto particular. Al hacer esto, la cuota de gases de efecto invernadero arrojados al atmósfera disminuiría considerablemente.

Otro medio de transporte eco sensible son las bicicletas; dependiendo de las circunstancias puedes optar por usarlas para trasladarte.

Si es posible trata de adquirir un automóvil híbrido o eléctrico.

5. Cosecha algunas de tus verduras y hortalizas

La mayoría de los alimentos que consumimos, incluidos las frutas y verduras, son producidos en cantidades industriales. Para producir estos alimentos se realizan una serie de actividades que requieren usar maquinaria pesada, herbicidas, pesticidas, etc. Esta forma de producir nuestros alimentos no es muy amigable con el medio ambiente, el cual termina siendo afectado en mayor o menor medida.

Crea tu propia huerta y cosecha algunas de las verduras y hortalizas que normalmente compras, así se reducirá la demanda de algunos de estos alimentos.

Intenta construir un invernadero para poder cosechar tus hortalizas durante gran parte del año.

Reutiliza los desechos orgánicos (cascaras de frutas y verduras, etc.) como fertilizante para las plantas de tu huerta.

6. Evita arrojar basura en la calle

La basura es un problema en muchos lugares, sobre todo en países subdesarrollados. En estos lugares podríamos ver basura en casi cualquier lugar. No solo por la actitud descuidada de las personas, sino también  por la falta de políticas gubernamentales para tratar los desechos producidos en las ciudades.

Independientemente de esto, puedes hacer tu parte para cuidar el medio ambiente. Empieza por no arrojar basura en la calle.

Si estas en la calle y te tomas una bebida contenida en un envase de plástico, no lo arrojes al suelo, busca un cesto de basura y arrójalo allí.

Guarda toda la basura que produzcas cuando estés en la calle y espera llegar a casa para depositarla en el contenedor de basura.

7. Reutiliza las bolsas de plástico

Las bolsas de plástico pueden tardar cientos de años en degradarse en el medio ambiente. Muchas de ellas terminan en cuerpos de agua como ríos, lagos y océanos, esto afecta terriblemente la vida acuática; algunos animales terminaran ingiriendo estas bolsas al ser confundidas con medusas.

Reutiliza las bolsas de plástico cada vez que vayas de compras, así ahorraras dinero y ayudaras al medio ambiente.

Evita arrojar las bolsas de plástico en cualquier lugar, porque como se menciona anteriormente puede afectar la vida animal.

8. Evita comprar cosas innecesarias

Muchas veces compramos productos que luego dejamos de usar por mucho tiempo, estos impulsos nos hacen perder algo de dinero y además  acumulamos cosas que no necesitamos para finalmente desecharlos.

Antes de ir de compras organízate. Compra cosas que en verdad vayas a necesitar, así no las tiraras cuando no sepas que más hacer con ellas.

Compra productos biodegradables y amigables con el medio ambiente. Hoy en día existen estos tipos de productos, busca información en Internet, para saber cuáles elegir.

9. Siembra árboles y cuida de ellos

¿Sabías que la mayor parte de la lluvia que cae sobre la selva del amazonas es producida por sus propios arboles? Pues así es, parte del agua contenida en los árboles se evapora a través de sus hojas y luego cae en forma de lluvia cuando se combina con el vapor de agua proveniente del atlántico.

Sabiendo esto, cuida de los árboles y los bosques, ya que si son deforestados provocara un desequilibrio en el clima local. Los arboles también son productores de oxígeno, el gas que necesitamos para vivir y sirven como refugio y sustento para la vida animal.

Organízate con tu comunidad y crea un proyecto para volver a reforestar un bosque destruido anteriormente. Igualmente planta árboles en el patio de tu casa, estos brindaran frescura a tu patio y será bueno para el planeta.

Explícales a las personas de tu comunidad la importancia de mantener los bosques intactos y lo que pasaría si son destruidos.

10. Usa fuentes de energía alternativas

Las fuentes de energías limpias como la eólica y la solar ya se usan actualmente, aunque no tanto como quisiéramos. Algunos países las implementan a pasos de tortuga. La energía solar es muy práctica y puede implementarse en cualquier lugar con algo de espacio, también en zonas rurales y alejadas de las ciudades y del tendido eléctrico, esto les permite a sus usuarios independizarse de las fuentes de energías contaminantes.

Recibe contenido actualizado

Suscríbete y recibe el contenido de mi blog actualizado a tu Email Diariamente

Al ingresar tu Email, estas aceptando nuestra Política de Privacidad
Copyright © 2019 Cómo Cuidar el Medio Ambiente Todos los derechos Reservados.